Cuentos de Sexo
Nuevas Historias Eroticas 2008 !!
LA HISTORIA DEL AÑO: ME VIOLARON 3 VECES
Yo, mi mama y mi hermanita Ayudando a una chica
Soy una ninfomana en el auto Observada en el baño
Mi tia me feminizo Jugué a ganador y... perdí
En la estacion de servicio Por la tarde
Confesiones de una amiga 1ra parte El juego de Marta
Confesiones de una amiga 2da parte Me violaron 3 veces
<< VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL
Historias Eroticas
Cuando trague semen Mi historia con alejandra
En el cine con un extraño Mi mujer coge con mi amigo
Enfermera anal Necesitaba contar esto
Casados hace 5 años Tras el jardin del colegio
Florencia Un paseo en metro
ME VIOLARON 3 VECES

Siempre fui de esas chicas tontas que pensaban en enamorarse y entregarse dichosas al hombre amado, al correcto, al perfecto,… pero nada en esta vida es como lo queremos, ni mucho menos como debería ser. En mi caso, perder la virginidad fué el suceso más traumático y que secuelas ha traído a mi corta vida, y es de eso precisamente de lo que hoy deseo contarles... leer mas
CUANDO TRAGUE SEMEN
Nota Inicial: Quiero que sepan que esta historia es completamente real, y me decidí a escribirla para hacerle ver a las mujeres que el sexo oral es maravilloso y que tragar semen es algo delicioso y deben dejar que sus hombres acaben en sus bocas.
Debo decir que soy una mujer de 23 años y en el medio donde trabajo no se conocen hombres interesantes, mas bien en su mayoría son hombres demasiado mayores y los mas jóvenes son obreros, así que cuando conocí el maravilloso mundo del Internet, me interese por el chat, así fue como me di a la tarea de conocer a jóvenes que vivieran en mi ciudad.
Fue así como una noche en el chat conocí a un joven con en el que tuve la típica conversación, ¿dónde vives? ¿Qué edad tienes?, y él me pidió mi numero de teléfono y me llamó recién habíamos terminado de chatear, debo decir que su voz me impactó y la descripción que hizo de su físico también despertaron en mi cierto interés. Lo que me condujo a citarme con él a la mañana siguiente, cuando me saludó me impactó su sonrisa, luego fuimos a desayunar y tuvimos una conversación muy amena, cargada de frases de doble sentido y luego él me acompañó al lugar donde yo debía tomar el transporte para dirigirme a mi trabajo al otro lado de la ciudad. Les debo confesar que en lo único en que pensé ese día y esa noche fue en él y en lo mucho que deseaba sentir sus besos, ya que con él, experimenté una química especial, que nunca había sentido con otro hombre.
Nos citamos para vernos dos días después al medio día, pero eso sí dado el interés que él despertaba en mí, fui vestida con mi mejor escote, cita a la cual sin querer llegué tarde, lo que hizo que él me dijera que lo tenía que recompensar, así fue como le dije que si le gustaría que lo recompensara dándole un beso, lo que aceptó gustoso, aunque me reiteraba que eso no era suficiente, fuimos a almorzar y besitos iban y venían. Él tenía que hacer una diligencia en una notaria, pero yo le insistí que, me acompañara a mi casa, me dijo que no podía, pero yo no estaba dispuesta a dejarlo ir, pero cuando le dije que tenía miedo de quedarse a solas conmigo, fue como si lo hubiera retado, y aceptó a irse conmigo.
Así que de inmediato tomamos un autobús con rumbo hacia mi casa, pocos minutos antes de llegar al lugar donde nos debíamos bajar empezó a llover muy fuerte, así que mientras llegamos a mi casa nos empapamos por la lluvia, cuando llegamos a mi casa me percaté que estaba sola, así que lo hice seguir y le alcancé una toalla para que se secara. Luego él me ayudó a secar a mí y puso sus manos sobre mi pecho, y nos olvidamos de la toalla y nos sentamos en el sofá y empezamos a besarnos con pasión y desenfreno, luego sacó mis grandes tetas por mi escote y las chupó con maestría, yo mientras tanto le acariciaba con manos y pies.
Así fue como sentí la enorme erección que tenía, la verdad es que esa situación me estaba llevando a la cumbre del placer, y deseaba hacerlo feliz y sentirlo dentro de mí, fue por eso que le pregunté si tenía preservativos y me dijo que no, yo la verdad tampoco tenía, entonces empecé a buscar una forma para sentir esa verga, sin ningún riesgo de embarazo.
Entonces seguimos besándonos y yo seguía sintiendo su enorme verga erecta, le dije que si me la dejaba ver así que se abrió la cremallera y sacó su pene que era más grande y hermoso de lo que lo imaginaba, me fijé cómo le brotaban las venas, y vi la punta brillante que parecía llamarme, como diciéndome "ven y devórame" y no me aguanté las ganas y me incliné y le di un tierno chuponcito en la punta, pero él se quejó, como si le hubiera dolido, así que lo dejé así y volví a buscar sus labios, detuvo el beso y me pidió que le volviera a chupar el pene, y yo le dije que no porque eso le dolía y no quería hacerlo sufrir, y me dijo que le gustaría sufrir.
Entonces volví a inclinarme sobre la verga pero esta vez le di unas lamidas desde la base a la punta y le di un chuponcito en la punta, luego empecé a meter la punta de mi lengua en la ranura de la cabeza, luego le di otro corto chupón, con cuidado le saqué los testículos que aún estaban en el pantalón y me metí uno en la boca y se lo chupé, hasta que de la garganta de mi amante salió un gemido, me saqué el que tenía en la boca, para empezar a chupar el otro, mientras con una de mis manos le sobaba la tranca, hasta que volvió a gemir, decidí que era tiempo de chuparle otra vez la punta de la verga, así que con mi mano la dirigí hacia mi boca y le di un corto chuponcito lo que me permitió saborear su liquido preseminal, lo que me hizo desear aún más saborear su semen, me incorporé y nos besamos. Pero él me seguía pidiendo que se lo mamara, cosa que siempre me ha excitado, así que decidí hacerlo, no me podía negar ya que era lo que más deseaba yo en ese momento.
Él estaba sentado aun en el sofá yo me paré delante suyo y me seguía chupando las tetas y le abrí las piernas y me arrodillé en medio de ellas y le pregunté que si alguna vez le había terminado en la boca a alguna mujer y me respondió que no, que su novia le daba unos besitos en el pene, pero que ella nunca se lo había querido mamar, mucho menos que él le eyaculara en la boca. Enseguida, me preguntó que si yo había permitido que alguien eyaculara en mi boca, le respondí la verdad que yo le había chupado la verga a un exnovio pero él nunca quiso terminar en mi boca no sé por qué motivo, él me dijo que quería terminar en mi boca y yo le dije que era lo que más deseaba y que así esta era la oportunidad perfecta para que ambos gozáramos de esta nueva experiencia.
Le pedí que me dijera cuándo iba a eyacular para prepárame, ya que no podía dejar caer ni una sola gota de su semen sobre su pantalón, no podía llegar con el pantalón manchado a la notaría. Entonces ya decidida por la excitación que tenía, y en la posición que me encontraba de rodillas frente a esa verga, decidí que era el momento de empezar la adoración de ese divino miembro, y entonces me metí su linda y brillante verga en mi boca y empecé a chupar con frenesí y desde mi posición alzaba la mirada y veía la cara de placer que mi amante tenía, lo que me excitó más y empecé a hacer mi labor con más empeño. Mientras tanto él sobaba mis tetas y me pellizcaba suavemente los pezones, lo que me puso a cien y seguí con esa hermosa tranca entrando y saliendo de mi boca, cada vez más rápido y con una de mis manos sobaba sus pelotas, de pronto me dijo " yaaaa" y empezó a gemir, al tiempo que eyaculaba y le apreté fuertemente los testículos y así recibí ese néctar que tanto deseaba. Sentí como la boca se me llenaba de su lechita y cuando no pude aguantar más me lo tragué de una sola bocanada. Efectivamente no dejé caer ni una sola gota de su semen me lo tragué todo, aunque debo decir que tiene un sabor extraño entre ácido y amargo, debo confesar que su sabor me pareció lo más delicioso que había probado, me fascinó ese liquido espeso, cremoso y calentito, que acababa de salir de las entrañas de tan buen macho, que calmó mi sed de hembra, pero me fascinó más ver la cara de éxtasis de mi agradecido amante, luego se inclinó y me dio un beso, ya se le había hecho tarde se acomodó la ropa nos despedimos y se fue, él nunca más me volvió a llamar, yo le escribí varios mails pero nunca respondió, así que Miguel si lees esto escríbeme o llámame, quiero vivir contigo más experiencias sexuales y sobre todo volver a saborear tu rico semen.
EN EL CINE CON UN EXTRAÑO
Hola mi nombre es liliana soy ejecutiva en una empresa y soy mexicana me gusta mucho el sexo desde que empece a tener relaciones con mi novio el cual es el primer hombre con el que complete dicho acto, he tenido novios anteriormente pero nunca paso de caricias cachondas.
Para que se hagan a la idea como soy, mido 1.65, tengo 29 años, pelo negro, piel clara y modestia aparte mis medidas son 85-60-90 con piernas bien torneadas pues practico aerobics, soy bastante coqueta y me gusta que me miren los hombres, sobre todo las nalgas las cuales tengo bastante bien formadas y son mi orgullo, un busto tambien firme y redondo con pezones bien formados.
Pues bien, he tenido todo tipo de experiencias en el sexo con mi novio desde lo normal hasta voyerismo y exhibicionismo pues me excito bastante, un dia me pregunto mi novio que le comentara alguna fantasia que tuviera y yo siempre he tenido la fantasia de hacerlo con dos o mas hombres, solo que me da un poco de miedo, se lo comente y trato de convencerme diciendome que lo hicieramos y que el hablaria con un amigo para que tuviera confianza despues de mucho tiempo cerca de un mes me convencio y lo hicimos solo que este no es el relato solo les dire que fue bastante excitante, pues bien despues de esto otra de sus ideas fue que fueramos al cine a ver peliculas porno a mi me excitan bastante, asi lo hicimos y nos ubicamos en una esquina del cine el cual esta ubicado en el centro de la ciudad, yo vestia una minifalda y una tanga de hilo dental arriba sol vestia un top al entrar al cine las miradas de todos los hombres se posaron en mi cuerpo la que hizo que el estomago se me encogiera de excitación ya desde ahi empece a segregar liquidos en mi vagina y un pequeño palpiar se apodera de ella, empezo la funcioan y en la esquina mi novio comenzo a acariciarme por todos lados hasta que llego un momento en que no aguanta y me sente sobre el viendo la pelicula, lo hicimos dos veces mientras todos nos miraban fue excitante una sensacion fenomenal al salir todos los hombres me comian y desnudaban con la mirada.
Pero aquí esta lo que nunca espere que me sucediera, un viernes me llamo y me dijo que si queria repetir lo del cine le dije que si y me contesto que pasaria a mi casa a recogerme y que me vistiera con un vestido que el me regalo, es de tirantes y se abrocha con cinco botones al frente y es bastante corto me queda al raz de las nalgas, en el pecho es ajustado hasta la mitad de las nalgas y ahi es volada la falda o sea cae la tela floja, me pidio que no usara nada de ropa interior, tuve que ponersme una gabardina para salir de mi casa y que mis padres no notaran el vestido pues me matarian, me gusta pues a veces cuando hace viento me levanta discretamente el vestido, ya camino al cine me dijo que el entraria primero y despues yo simulando que cada quien iba por su lado y no nos conociamos, me dijo que yo deberia sentarme en el lugar que se encontrara enfrente de el, al entrar en el cine pude ver como todos los hombres me observaban con morbosidad mi cuerpo al igual que con curiosidad pues iba sola, distingui tres parejas y el resto eran hombres podria decirque eran cerca de 50 o 60, no habia mucha gente deduzco por la hora 10:00 pm la funcion terminaria a las dos de la mañana por ser una funcion doble, vi a mi novio y me sente frente a el, al sentarme la falda se recorrio al raz de mi vagina que dejaba ver una parte de mi peluda panocha, mi novio con voz baja me dijo desabrocha los dos botones de abajo y cruza la pierna derecha, yo obedeci pues el juego me excitaba, jugar a los extraños, poco antes de apagarse las luces un hombre se sento en la misma fila y a tres butacas de mi, y observe como antes de sentarse fijo su mirada en mi entrepierna yo baje discretamente la mirada y observe que efectivamente tenia mis piernas y mi obscura pelambreracompletamente a la vista del hombre, esto me excito y a la vez me dio un poco de temor, la pelicula comenzo y las escenas eroticas empezaron a aparecer en la pantalla los gemidos y aquellas escenas hicieron que me relajara y que empezara a disfrutar de mi calentura que en ese momento empezo a ser cada vez mayor senti como mi vagiona se humedecia y palpitaba nuevamente como aquella vez, de pronto escuche la voz de mi novio nuevamente y me dijo abre las piernas y mansturbate, yo no supe que hacer de pronto y me repitio otra vez que lo hiciera, baje mi pierna y lentamente fui abriendo las piernas para que el hombre de al lado no lo notara luego discretamente baje mi mano y comence a acariciarme, sentia mi vagina humeda mi excitación se hizo mas fuerte por aquello que estaba sucediendo, luego de un rato sin darme cuenta emitia unos leves gemidos de placer, ya que soy un poco expresiva cuando tengo sexo, de reojo mire al hombre que me miraba como me mansturbaba lo que provoco que el tipo se estuviera tallando el entrepierna, yo me voltee disimuladamente y segui observando la pelicula pero alcance a escuchar el sonido de in zipper, mire discretamente al tipo y vi como sacaba de su pantalon un miembro de buen tamaño, lo que me hizo excitarme esta vez olvide el miedo segui con lo mio y de vez en cuando volteaba a ver al hombre como se mansturbaba tambien pero lo hacia mirandome a mi, yo cada vez que habia escenas clara voltaeaba para observar con mas claridad a lo que esto hizo que el tipo se percatara que lo vei y de pronto senti como las manos de mi novio se resbalaron por mis hombros hasta alcanzar mis tetas las cuales comenzo a masajear desabrocho los dosbotones de arriba y mis tetas salieron de su lugar dejandose ver por el resplandor de la pelicula, yo mire al hombre de al lado que fijaba su mirada en mis tetas y se tallaba su pene con deseperacion, luego de un rato de tocarme las tetas mi novio retiro sus manos y me dejo nuevamente mansturbando y mas excitada pues ya habia tenido un orgasmo pero yo estaba ya fuera de control luego escuche la voz del hombre que me dijo que rico es mansturbarse verdad, yo lo mire y le dije es deliciosos y segui haciendolo ya para entonces me tocaba todo el cuerpo y me metia los dedos en la vagina, el tipo volvio a hablarme pero esta vez me dijo y tambien es rico mansturbar a otro, yo me quede fria en ese momento no supe que hacer o decir el tipo se levanto de su butaca semiagachado y se sento al lado mio sin decir palabra sigui mansturbandose yo miraba de reojo la enorme verga el tipo se dio cuenta y de pronto se bajo totalmente el pantalon, se volteo y me djo ahora estamos iguales pues yo ya me encontraba con el vestido totalmente abierto y mi curpo desnudo a merced de la mirada del hombre que en ese momento deslizo su mano hacia mi vagina y comenzo a mansturbarme yo al sentirlo me dio temor y esperaba alguna reaccion de mi novio pero no sucedió nada el hombre noto mi tension y me dijo que lo disfrutara me era dificil pero luego de un rato volvi a mia netrior estado de excitación pero ahora era mas fuerte a lo que sin pensarlo estiremi mano izquierda y tome el enorme miembro y comenze a corresponder el favor el hombre ya no se conformo con mnasturbarme y de pronto comenzo a tocarme las tetas con ambas manos el se encontraba ya de lado a lo que yo hice lo mismo y comence a sobarle los huevos sentia su verga dura y humeda mientras que mis pezones comenzaron a ser succionados por el hombre sentia su lengua tibia y humeda que a cada lamida y succion provocaban en mi una gran necesidad de tenerlo dentro, voltee a ver a mi novio y el ya hacia lo suyo tambien y al ver esto me di cuenta que los tres lo estabamos disfrutando y que tenia el consentimiento de el para hacer lo que quisiera por lo que alcance el pequeño bolso que traia y saque un condon mientrs el tipo ya se habia apoderado de mis nalgas y metia y sacaba sus dedos de mi vagina, le hable suavemente al oido y le dije ponte esto y le puse enfrente el condon rapidamente el hombre lo abrio y se lo puso yo estaba por acercarme a el cuando volvio a besarme en el cuello y resbalo mi vestido por mi cuerpo quedando en la butaca me acaricio unos momentos y me dijo como nos acomodamos, yo me las ingenie para montarme sobre el de rodillas en la butaca viendolo a la caraa el y a mi novio que seguia mansturbandose, tome el enorme pene y lo acomode en mis labios vaginales los acaricie un momento con el instrumento y luego comence a dejarme caer lentamente hasta sentir como sus huevos tocaron mis nalgas, fue sensacional sentir aquel desconocido dentro de mi y ver como varios hombres disfrutaban viendo el espectaculo, en ese momento tuve otro orgasmo, el tipo dejo escapar un gemido de placer al igual que yo y comence a mover en forma giratoria las nalgas el hombre mamaba mis tetas y se afianzaba de mis nalagas mientras que yo gozaba aquel miembro que me taladraba de placer, entonces comence a hacer moviemientos de adelante hacia atrás y sacando un poco el pene lo que provoco que el tipo comenzara a venirse, no podia ser yo todavia necesitaba mas pues mi calentura era enorme asi que opte por decirle que se relajara y que tenia que satisfacerme a mi pues yo no habia terminado aun me resbale hacia el piso quedando hincada, le quite el condon con todo su semen dentro y acerque mi boca a su humeda verga que olia a semen y estoy me prndio mucho mas comence a darle lenguetazos y el tipo daba brinquitos, luego de un rato logre que se recuperara y al notar como su verga crecia nuevamente espere hasta que se sintiera dura nuevamente, otra vez saque otro condon y esta vez se lo puse yo me levante y ofreciendole mis nalgas el tipo las beso y las tomo guiendo me hacia su miembro, pronto senti como su pene comenzaba a abrirse paso en mi vagina y nuevamente lo senti hasta adentro me besaba la espalda y me sobaba las tetas mientras yo me movia freneticamente sobre el oia que me decia que ricas nalgas tienes putita, tienes las tetas mas jugosas que he visto y cosas asi lo que me hacia ponerme a cien yo comence a contestarle de igual modo le decia me gusta tu verga esta deliciosa, dame duro, me gusta sentirte muy adentro y según mi novio al ultimo se alcanzaba a ior me gusta tu verga, me gusta tu verga una vez tras otra la verdad es que yo ya no recuerdo bien, senti de pronto que iba a terminar y le dije que aguantara, pero no fue necesario mucho pues de pronto revente en un orgasmo en el cual mi estomago se convulsionaba y la piel se me puso chinita y el aire me faltaba fue sensacional pues duro bastante esta sensacion pues ayudo que en ese momento el tipo tambien se vino apretandome fuertemente las nalgas. Me retire de el y me sente en mi butaca cansadisima, perdi la nocion del tiempo, ya un poco restablecida busque mi vestido pero ya no se encontraba en la butaca me agache para ver si no estaba en el suelo pero nada, voltee a mi lado derecho al lado contratrio de donde se encontaraba sentado el tipo con el que lo habia hecho y vi a un muchacho de unos 19 años con mi vestido en la mano y tallandose la verga, al alumbrarse un poco note que tenia su pene de fuera y usaba mi vestido para mansturbarse le dije que si me lo podia dary me dijo que fuera por el esta vez tuve que ponerme de pie y mi figura se noto ante la pantalla a lo que se oyeron mil exclamaciones ya se han de imaginar de que tipo yo desnuda a mitad de cine llegue a donde el joven y me sente a un lado y me dijo que si queria el vestido tenia que hacer lo mismo con el yo no perdi pero ya no traia condones y las enfermedades me dan miedo a lo que le dije que si queria le podia dar una mamada pues ya no tenia condones, el metio la mano a su bolsa y saco uno y se lo puso sin cruzar palabara me levante y me acomo sobre el y nuevamente aplique lo que al anterior la habia hecho, no tardo en venirse pero mientras me chupaba las tetas senti como me succiono tan fuerte que al llegar al carro me revise y me habia dejado un chupeton en una teta, me sali de el y me vesti rapidamente esta yo caminando hacia mi butaca cuando se encendio la luz la pelicula habia terminado y yo me encontraba de pie frente a todos aquellos que lograron presenciar el show a lo que recibi piropos gritos y uno que otro aplauso, le hice na seña a mi novio de que nos fueramos y se puso de pie yo me diriji a la salida pero en el camino a la salida en las escalerillas cuanto podia me tocaban las nalgas y las piernas y me levantaban el vestido, tambien recibi tarjetas y papelitos con telefonos. Sali y ya en la calle mi novio me alcanzo y platicamos de lo sucedido en el carro al subirme note que mi vestido negro se encontraba manchado ya se imaginaran de que y de quien.
Fue una experiencia sensacional pero estoy segura que si lo repito seria con mi novio pues podria exponerme deasiado. Por cierto que al otro dia amaneci bastante entumida de las piernas y la vagina.
ENFERMERA ANAL
Tengo 25 años, morocho, delgado y calentón. Estudio medicina y trabajo los fines de semana como franqueo en la farmacia de una clínica. Atiendo el mostrador para los pedidos y trato mucho con las enfermeras. En general nunca pasaba nada hasta que apareció Lorena, tiene 25 años, rubia, delgada y muy linda. Comenzamos un juego de doble sentido hasta que la invité a salir, fuimos a bailar, me lancé y comenzamos a apretar, primero suavemente y después entré a darle mano sin asco en el reservado. A las tres de la mañana, despues de algunas cervezas la invité al telo, no paramos de darnos lenguetazos hasta llegar al hotel, en la habitación me desabrochó el pantalón y comenzó a chuparme fuerte, estaba que volaba, le dije que se acueste y se ponga boca abajo y le metí la verga en la boca para que me la ordeñe mientras la desvestí, le puse a un lado la tanga que llevaba y le comencé a besar y chupar la concha, al mismo tiempo comencé a meterle los dedos en el culo se lo trataba de abrir metiéndole la lengua, así estabamos en un 69 furioso. Cada vez que sacaba mi verga de su boca gemía y seguía chupando, le dije que cambiemos porque sino iba a acabar y me dijo que quería seguir porque la primera acabada era mas potente, tal cual, le llené la boca de leche, y me dejó la verga limpita, se la tragó toda. La terminé de desvestir con la verga todavía medio parada, besándole el cuello y chupándole las tetas, metiéndole dos y tres dedos en el culo, ella puso un video donde tres tipos se estaban cogiendo a una mina por todos lados, me dijo que nunca se la habían cogido por el culo pero que le gustaría probar, enseguida me puse a literalmente penetrarla por el culo con mi lengua, para entonces ya tenía al muñeco despierto nuevamente, que por cierto tiene la cabeza grande y roja, ella tenía una dilatación impresionante, le pedí que me lubrique con su saliva a lo que respondió con una bombeada terrible, le puse un almohadon, puse sus piernas sobre el hombro, le apoyé la cabeza y comencé a penetrarla despacito, una vez que entró la cabeza, grititos de por medio, la pija fue entrando solita, se la dejé enterrada casi sin moverme y empecé a bombear, se puso loca, nos dimos unos besos de lengua, me mordía las tetillas, despues de un rato, me acosté y ella se sentó para que la penetre por el culo al mejor estilo de Silvia Saint, miraba por el espejo como la estaba partiendo, acabé nuevamente con un chorro de leche espesa y cremosa, ella tuvo dos orgasmos, se sacó la pija y volvió a chuparmela. Tomamos una cerveza mientras mirabamos la peli, enseguida nos calentamos de vuelta, ella me dijo que le había encantado el sexo anal, volvimos a chuparnos con toda la furia, esta vez ella también me chupó el culo y yo estaba que ardía. Le dije que me coja como ella quisiera, se puso en cuatro me pidió que la coja por la concha y que le meta los dedos en el culo, así estuvimos un rato, llegué a meterle cuatro dedos, le cogí por el culo nuevamente, boca abajo y antes de terminar le puse la verga en la boca para terminar allí. A las dos semanas la despidieron y no volví a verla. Cada vez que la recuerdo, tengo una erección impresionante.
CASADOS HACE 5 AÑOS
Estamos casados hace 5 años y nos encanta fantasear para excitarnos. Comenzamos hace un tiempo a jugar con la idea de estar de a tres. Mario decía que le atraía la idea de despertar sus celos viéndome en brazos de otro hombre. Un día me llevo a un lugar de intercambio de parejas con la promesa de que solo miraríamos. Había parejas bailando, que se abrazaban y besaban y luego se retiraban a un lugar apartado. En eso se acercó un tano bastante atractivo y muy seductor (de sagitario por cierto!!!) que se sentó frente a mi (como si mi marido no estuviese), apoyó su mano en mis rodillas y me dijo que era muy hermosa. Mario no hizo nada y además aprovechó para decirme al oído “Hacé que me muera de celos!!!”
No se como me animé, pero sin más me estiré y bese al tano metiendo mi lengua bien adentro de su boca. Separé mis piernas un poco, para que pudiera ver que no traía ropa interior y dejé que su mano recorriera mis muslos. El tano me levanto de la cintura y me llevó a bailar... tango!!! Cada movimiento era propicio para sentir su erección, para apoyarse mis tetas en su pecho, para acariciar mi espalda, para oler mi pelo. Me sentía flotar... Mientras Mario nos miraba desde la mesa.
Nos fuimos al fondo del salón, donde había unos reservados oscuros y cómodos, con un futón y unos espejos. El muy degenerado me bajó los breteles del vestido y sin más me beso las tetas. Metí con cuidado mi mano en la bragueta y noté que su pija era más grande que la de mi marido... le dije que me gustaba mucho y que desea chupársela. Cuando estaba plenamente dedicada a esto, llegó Mario que no aguantaba más, se bajo el pantalón y me penetró desde atrás, diciéndome que me deseaba como nunca. Me miré en el espejo inundada de placer, de sentirme poseída por dos hombres. Me llenaron de leche casi al mismo tiempo.
Después de las formalidades del caso, nos despedimos del tano. De camino a casa, volvimos a hacer el amor con Mario en el auto, ahora solos pero evocando el recuerdo de este amigo que nos había despertado la pasión con renovada intensidad.
FLORENCIA
Esta es una historia VERÍDICA que me ocurrió hace muchos años, cuando yo tenía 18 años.
Alrededor de marzo de 1987, un viernes o sábado por la noche me reuní con mi grupo de amigos en la casa de uno de ellos. Ahí fue la primera vez que vi a Florencia. Había venido con la novia de un amigo. De entrada me llamó la atención; era morocha, de ojos marrones, delgada pero con lindas curvas, se notaba que sus pechos estaban bien formaditos. Me dio la impresión de que era algo tímida.
Comenzamos a charlar y ya de entrada hubo buena onda. Al rato nos fuimos todos a bailar; yo seguía dedicando casi toda mi atención a esta interesante niña. Llegamos a la puerta del lugar donde nos quedamos un rato para esperar al resto de la gente. En eso veo llegar a mi ex novia con un idiota con el que salía antes que yo... obviamente no me causó mucha gracia. En fin... nos saludamos como si nada, aunque ella no le sacaba los ojos de encima a Florencia. Una vez adentro, y luego de un whisky o dos (o tres), estábamos sentados cerca de la pista y veía que mi ex nos miraba en cada oportunidad que tenía. Debe haber sido para molestarla nomás que empecé a besar a Florencia. Al principio se puso muy nerviosa, era como que le daba miedo, no sabía bien lo que estaba haciendo. Así seguimos un buen rato hasta que se tuvo que ir con su amiga.
Durante los próximos días nos vimos varias veces y empezamos "a salir". Acostumbraba a ir a buscarla y pasábamos la tarde juntos. En cada ocasión que teníamos nos besábamos apasionadamente. El asunto era que ella era virgen y estaba convencida de que lo quería seguir siendo. Entre la Iglesia, la familia y la sociedad le habían hecho creer que debía llegar virgen al matrimonio o ardería en las llamas del infierno (o algo así). En consecuencia lo más que pude hacer fue besarle los pezones y acariciarle la conchita (por encima de la ropa) hasta hacerla acabar. Por aquella época mi pasatiempo favorito consistía en beber mucho whisky (White Horse), fumar incontables porros y amanecer quién sabe donde, por lo que un noviazgo formal no encajaba en mis planes.
Después de casi un año de no verla ni hablar con ella, un día suena el teléfono y era Florencia. Desde luego que me sorprendió el llamado pero me agradó la idea de volver a verla así que arreglamos para ir a tomar algo.
Al vernos no tardamos empezar a besarnos como siempre (me seguía calentando muchísimo). Seguía tan atractiva como antes pero parecía un tanto más madura, no actuaba tan como una niña. Ese día no se podía quedar mucho tiempo así que arreglamos para salir el próximo sábado por la noche.
El sábado por la tarde la pedí a un amigo mío la llave de un departamento que él tenía. El mismo no estaba habitado, sino que funcionaba como una pequeña oficina (del padre) y tenía además un cuarto con dos camas. Yo estaba seguro de que ese departamento me iba a venir muy bien.
Apenas nos encontramos me contó que le había dicho a sus padres que se quedaría a dormir en lo de una amiga, así que podríamos estar juntos toda la noche. Le sugerí que vayamos directamente al departamento y ella accedió (aunque se sorprendió un poco). Cuando llegamos la llevé directamente al cuarto y la empecé a besar. Primero en la boca, donde sentía su lengüita jugar con la mía. Después comencé a besarle el cuello mientras le dasabotonaba la camisa. Ella se la quitó y yo le desabroché el corpiño por detrás y lentamente se lo saqué. Sus pechos eran hermosos; de tamaño mediano pero bien firmes, sus pezones oscuros estaban totalmente erectos. Los empecé a besar, lamer, chupar, mordisquear... Ella comenzó a gemir y se le entrecortaba la respiración; se notaba que estaba re-caliente (y yo ni hablar). A continuación le desabroché el botón del pantalón (llevaba un jean blanco) y le bajé el cierre, despacio... disfrutando el momento... besándola alrededor del ombligo. Ella no aguantaba más, se quitó el pantalón junto con la bombacha, revelando una hermosa conchita. Me desvestí y la acosté en la cama, de espaldas y comencé a besarle los muslos. Le fui abriendo las piernas mientras mi boca se acercaba a su conchita. Ya podía sentir su dulce perfume. Al mismo tiempo empecé a acariciarle su monte de Venus, pasando mis dedos por entre su delicado y oscuro vello. La empecé a besar alrededor de su concha y ella estaba como loca... le encantaba. Lentamente le abrí los labios con mis dedos y pasé mi lengua de abajo hacia arriba por esa conchita virgen tan calentita y toda mojada. Le introduje la lengua en su estrecho agujerito y sentí cómo se le tensaban todos los músculos del cuerpo. Ahí me dediqué a chuparle su erecto clítoris y sus gemidos pasaron a ser pequeños gritos y su respiración se hizo más fuerte y rápida. Noté cómo rasguñaba el cubrecamas... estaba desesperada. Pasé mis brazos por debajo de sus piernas y la tomé de las manos. Ella me las apretaba con una fuerza increíble. Yo seguí chupándole el clítoris hasta que explotó en un intenso orgasmo... Yo sentía cómo temblaba todo su cuerpo mientras saboreaba sus jugos que se derramaban por mis labios.
Yo ya tenía los huevos que explotaban, así que sin más vueltas la acomodé en la cama y me puse encima de ella en la posición del misionero. La besé apasionadamente en los labios y me excitaba pensando en que ella estaba sintiendo el gusto de sus propios jugos. Acerqué la cabeza de mi pija a la húmeda entrada de su virginal conchita. empecé a introducirla despacio, sintiendo cómo se dilataba, hasta que sentí que no podía avanzar más. Realmente era virgen (no que realmente lo dudaba, pero...). Yo estaba totalmente caliente, así que ahí nomás, con un movimiento fuerte, se la metí bien adentro, rompiéndole su invicto himen. Ella gritó fuerte y me pidió que la sacara, pero yo estaba demasiado caliente y la estaba cogiendo con todas mis fuerzas. No aguanté casi nada... al poco tiempo descargué toda mi leche dentro de su conchita.
La besé tiernamente en los labios, como para reconfortarla; ahí me di cuenta que se le habían escapado algunas lágrimas. Se ve que le había dolido bastante. Luego de besarnos por unos minutos yo ya la tenía dura nuevamente así que me dispuse a empezar de nuevo. Como me decía que le dolía bastante la coloqué encima mío y la dejé que se introduzca mi pija ella sola. Lo hizo despacio y yo volví a sentir ese calor húmedo que tanto me excita. Se empezó a mover despacio, mientras yo contemplaba su hermoso cuerpo. De a poco se fue calentando y sus movimientos se aceleraron hasta culminar en violentas embestidas que nos llevaron a un fuerte orgasmo.
Nos quedamos dormidos hasta el día siguiente.
MI HISTORIA CON ALEJANDRA
Con Alejandra salí durante unos cuantos meses, ella es unos cuantos años mayor que yo, ronda los 35, es abogada y labura hace más de diez años, es muy linda, pelo rubio casi hasta los hombros y unos ojazos celestes que te matan, es de piel bien blanca con pequitas en la cara y en la espalda, labios carnosos en una boca mediana grande y unos dientes perfectos, es chiquita, mide 1.58 y tiene muy lindo lomo, pero sobre todo tiene un culito que me enloquece, en la época en que salíamos se mataba dos horas en el gimnasio todos los días, osea que ese culito que tanto me gusta estaba bien firme y sin un gramo de grasa. Vivía sola en su departamento a muy pocos metros de mi casa, nos conocimos y al mes ya estábamos dándonos duro en la cama (como corresponde), fueron cuatro meses de coger dos o tres veces por día todos los días, era impresionante, pero esos polvazos los contaré después. Al año de cortar (en buenos términos) una noche nos cruzamos en la vereda y nos pusimos a charlar, ella estaba a punto de casarse y yo hacía un año que estaba de novio con la chica por quien la dejé, yo la conozco bien y notaba que mientras charlábamos ella me seguía mirando con ganas, en un momento se me acercó un poquito y la agarré con las dos manos y le empecé a dar un beso de lengua que nos hizo hervir de calentura a los dos, estábamos los dos de jogging, lo que facilitó que le metiera la mano y le empezara a manosear la cola con fuerza, mientras ella hacía lo mismo con mi verga que estaba dura como una piedra, la cosa quedó ahí y nos fuimos calentitos cada uno a su casa. Después de cenar yo no sabía si hacerme la paja o ir corriendo a cogerla, me decidí por lo segundo y en dos patadas estaba tocando el portero eléctrico y subiendo, nos pusimos a charlar y Ale trataba de poner distancia pero yo estaba que explotaba de la calentura y la empecé a besar y a tocar, ella me decía que no, que no era correcto, pero al rato yo estaba sentado en una silla y ella arrodillada chupándome la pija como si hiciera un año que no comía, mientras me decía que más de eso no pasaría, la muy perra me la chupaba y seguía con la lengua hasta los huevos y de ahí al culo, yo ya estaba por acabar pero no quería hacerlo sin antes ponérsela, la levanté en mis brazos y la llevé hasta la cama donde la acosté, en un segundo me desnudé y empecé a hacer lo mismo con ella, que trataba de resistirse sin mucha convicción, ya estábamos los dos en bolas y ella me miraba y seguía diciendo que no quería, entonces le dije que se deje de joder, que a mí me volvía loco coger con ella y que sabía que a ella también le gustaba conmigo, eso la hizo aflojarse y después de un rato de manoseo y de puertearla empezamos a coger como nunca, yo estaba metido entre sus piernas y ella me apretaba con fuerza mientras gemía en mi oreja y me agarraba de la cabeza y los pelos, al rato ya estábamos los dos transpirados y yo no daba más, iba a explotar en cualquier momento, entonces se la saqué de la conchita que estaba empapada y pegoteada por sus flujos y acabadas (ella había llegado dos veces), me la agarró y se la metió en la boca haciéndome la paja para que yo pudiera acabar, Ale se encargó de tragar toda la leche que salía con una presión increíble, hacía un ruido al tragar que me volvía loco y no dejó escapar ni una sola gota, pero los dos seguíamos a mil, ahí nomás se dio vuelta y quedó con el culito para arriba, con las manos se abría los cachetes y se metía un dedo de cada mano en el culito mientras me decía que la coja, que ese culito me estaba esperando desde la última vez, yo le empecé a chupar el agujerito del culo, me encanta sentir con la lengua como se va dilatando la argolla, mientras le frotaba el clítoris con una mano, ella ya tenía el culito bien abierto y lubricado listo para que la empome, entonces la agarré de las caderas y se la puse por la concha para inmediatamente sacarla y apoyársela en la puertita de atrás, empecé a empujar despacito hasta que sentí que había entrado la cabeza entera, los gritos de placer de Ale se mezclaban con mis gemidos, yo seguía penetrándola milímetro a milímetro hasta que mis 20 centímetros se perdieron definitivamente en ese ya no tan pequeño agujero que no paraba de darme placer, entonces empecé a bombear cada vez con más fuerza y más velocidad, se escuchaba el ruido de mis muslos golpeando contra sus nalgas, los huevos también golpeaban con violencia contra su concha y yo ahora la agarraba de los hombros mientras se la enterraba sin piedad hasta el fondo, pero no aguanté mucho más y descargué lo que parecían litros de leche dentro de ese culito que tanto quiero, temblábamos de lujuria y adrenalina. Al calmarnos nos duchamos y yo me fui casi corriendo a mi casa por un te amo que se le escapó a ella y a mí me asustó escuchar, a las pocas semanas Ale se casó, yo por mi parte sigo de novio, pero nosotros dos siempre vamos a tener un encuentro pendiente.
MI MUJER COGE CON MI AMIGO
Tengo una esposa nada despreciable y durante nuestros constantes encuentros sexuales (cogidas) siempre hablamos de fantasias y una de ellas en comun era la de hacer un trio con otro hombre. Ese era un tema repetitivo y hacia nuestra sesiones mas calientes cada vez.
Una ocasion conocio a un compañero de trabajo mio y para mi sorpresa, tuvo el valor de decirme que le encantaria cojerse a mi compañero. Me llamaba por telefono para hablar de sexo mientras yo estaba en la oficina y me recordaba acerca del amigo hasta que un dia me arme de valor e invite al amigo a mi casa.
Era un Viernes por la noche, mi compañero de trabajo solo habia visto a mi mujer una vez y el no tenia idea de lo que sucederia. Nunca le dije nada. Cuando llegue mi esposa se encontraba a medio vestir, solo con una camisa medio cerrada sin ropa interior y medio dejando ver las tetas. Ella pensaba que no lo iba a llevar cuando le hable de la oficina y le dije "vamos para alla". Cuando llegamos se encerro en la recamara y mas tarde se animo a salir. Tomamos unos tragos y en un momento de sorpresa me susurro al oido "estoy lista mi amor..." y ni tarda ni perezosa me empezo a besar muy apasionadamente delante del amigo. Yo por mi parte, me excitaba muchisimo la idea de acariciarle las tetas y el culo a mi mujer delante de el. Empezamos una sesion de juegos eroticos entre besos y caricias que fueron caldeando el ambiente. De pronto ella levanto la mirada y le dijo a Daniel, "Te gustaria cojerme delante de mi esposo?" Daniel no podia creer lo que estaba escuchando pero ni lerdo ni perezoso, despues de buscar mi aprobacion con la mirada, se nos unio acariciandole las tetas a mi mujer... ella estaba jadeante de placer porque nunca le habian chupado las tetas dos hombres a la vez... Daniel en seguida le propino tremenda mamada mientras que ella mantenia su boca ocupada en mi pija, despues ella cambio de posicion y le dio la mamada de su vida a Daniel, mientras yo le chupaba la concha. Por un momento los deje solos y cuando volvi, el cuadro que encontre era de lo mas excitante... ahi estaba mi adorable esposa, perdida en los brazos de un tercero, jadeando de placer y excitada al maximo. Lo besaba con desesperacion y le mamaba la pija como queriendosela acabar.
En otro momento y para mi sorpresa, comenzo a mamarnos a los dos de manera alternada, haciendole una paja a uno, mientras mamaba al otro, despues sin preguntar y sin consideraciones, se sento en la pija de Daniel y se la metio sola, sin decir agua va. Mientras Daniel se cojia a mi esposa, ella me propinaba tremenda mamada, mi mujercita gemia de placer, despues cambiamos nuevamente de posicion y ella se la chupaba a Daniel mientras yo me la cojia. En seguida se la meti por el culo y vino lo inevitable y el climax de la fantasia de mi mujer... la cojimos entre los dos al mismo tiempo. La verdad no se cuanto duramos cojiendo asi, pero lo que si recuerdo es que Daniel se vino, termino, nos agradecio la invitacion y se retiro.
En cuanto salio de nuestra casa, mi mujer y yo, aun desnudos y sin inmutarnos por la partida de Daniel, volvimos nuevamente a desenfrenarnos y tuvimos sexo como nunca. Lo hicimos muchas veces hasta que la mañana nos sorprendio y el cansancio nos echo a dormir. En los dias subsecuentes solo esperaba llegar a casa para cojerme a mi mujer.
Desde entonces a ella le encanto la experiencia y cada vez que quiere hacerlo igual, solo me pide que invite a Daniel a casa y yo gustoso le traigo a su amante preferido para que se la coja y se sienta ama y señora de nuestra cama.
Ella tiene la libertad de cojerse a quien se le cante asi que no te sorprendas si algun dia te agarra por ahi y te lleva a la cama, que eso si, yo me entero y le dare una buena cojida en cuanto me lo diga...ese sera su castigo por andar. Lo volvera a hacer despues del castigo? Tu que crees?...
Esta es una historia 100% veridica. Espero que la hayas disfrutado.
NECESITABA CONTAR ESTO
La verdad es que nunca pensé que me atrevería a escribir esto. Muchas veces mis fantasías me parecen muy caprichosas y temo que las vean como ridículas y raras.
Estoy en casa solo, pensando en mis deseos y no puedo dejar de pensar en ti, noto como se moja mi pene, tengo que agarrarlo y apretarlo, pero la fantasía continua.
Chupas con lujuria uno de tus dedos que ahora, muy despacio, resbala por tu cuello hasta llegar al pecho. Vas dejando un rastro de saliva en tu piel empiezas a bajar, primero acaricias tu vientre con suavidad y por fin llegas a tu sexo que te espera impaciente. Introduces en él un dedo, luego otro, y otro. Está caliente, palpitante, húmedo y yo ya no lo puedo remediar. Quiero ser tuyo, quiero sentirme dentro de ti... Te estas frotando el clítoris mientras yo estoy tumbado en la cama, sigo moviendo lentamente mi mano a través de mi pene, imaginándote.
Separas los labios con tus propios dedos y tu mirada se vuelve lasciva.
Mira... mira... - me dices, mientras te metes un dedo en la vagina, lo sacas despacio y lo metes otra vez, sabes que eso me pone a cien.
Me fascina verte así, abierta, toda una invitación a entrar en ti y siento un corrientazo en la punta del pene
Te sientas en mi cara y me ordenas que te lo chupe: "saca tu lengua y empieza a chupar"
Empiezo a jugar con mi lengua alrededor de tu vagina. Tengo frente a mi cara tu clítoris mojado y entonces me hundo dentro de tu coño para besar y chupar con fuerza el clítoris, mientras tú suspiras de placer.
Abres tus piernas un poco más para que yo pueda lamerte desde el ano hasta tu clítoris en una sola pasada, una y otra vez. Veo como gozas, orgasmo tras orgasmo, me encanta ver como te estremeces. Mi cara esta llena de tu flujo.
Me dices: Si sigues así me correré... para, para que yo también quiero chapártela...
Nos hemos compenetrado siempre bien a la hora de gozarnos. Agarras mi pene y cierras tus labios sobre el glande. Desplazas la piel hacia atrás, con tanta brusquedad que me duele. Pero no quiero cortarte, no quiero interrumpir ese momento en que te la comes toda hasta casi llegar a la garganta.
Con toda intención dejas caer tu saliva que resbala fuera de tu boca. Cabeceas sobre mi pene como si fuera cuestión de vida o muerte y no se si me excita más, la chupada que me estás haciendo o el cuadro de tu cara con los ojos cerrados, la boca forzada para acogerme, el llenarse y vaciarse de tu mejillas al ritmo de las chupadas o el gemido que sale de tu pecho.

Me pones a cuatro patas, te arrodillas separando aún más mis nalgas y acercas la cara a mi culo. En una situación así te pediría que me lamieses todo y que me metieras la lengua en todos sitios...
No puedo más y te pido: Entra...., entra..., fóllame el culo...
Mojas un dedo en tu boca y me lo metes por el culo dándome un placer infinito

"Te follaría ahora mismo"- me dices...
Tus pechos se rozan con los míos y tus pezones están tan sensibles que hasta los arrastras por mí y te excitas con el roce. No te basta y con la mano libre te pellizcas uno de ellos, lo retuerces, hasta causarte dolor, hasta dejarlo enrojecido y erecto.

Me tumbas boca arriba y te pones sobre mi, agarras mi pene y lo rozas contra tu clítoris, contra tus labios, continuas así y ves que yo ya no puedo mas, necesito sentir tu vagina, y me haces sufrir, no te la metes, solo le enseñas a mi pene el principio de tu vagina, la metes un poco, muy poco y la sacas, continuas masturbándote con ella, disfrutando de ella, sin preocuparte de mis deseos, de mi necesidad de metértela.
Te digo: "Quiero que me folles, quiero sentir mi pene erecto y duro en tu coño
-" Métetela...", pero tu estas decidida a usarme y disfrutar de mi.
Me muerdes en el hombro. Me muerdes otra vez y hasta me tiras del pelo en tu frenesí. Recorres mi cuello con tus labios y buscas mi oreja. Siento tu respiración agitada y ronca. Separo tus nalgas y en mi mente imagino tu ano abriéndose aún más, me vuelve loco esta imagen
Empiezas a hacer movimientos circulares con la cadera para frotar mi pene contra todas las paredes de tu vagina, tú sientes como si la punta girara también contra el fondo de ella. Me lames la mejilla, el cuello y los hombros cada vez mas excitada, aumentas la velocidad de los movimientos mientras tu cuerpo pide mas placer y pronto explotas en una serie de orgasmos mientras clavas tus uñas en mis hombros y en mi pecho.
Y en ese momento regrese a la realidad. Me estaba masturbando.
TRAS EL JARDIN DEL COLEGIO
Tras el jardín del colegio, en la oscuridad de la tarde, se ocultaban los bloques de edificios. El internado fue la solución que mamá estimó conveniente para que tuviera una educación disciplinada. Apenas salíamos a la calle y el tiempo libre que las monjas nos dejaban era muy poco para intentar ir a una discoteca o algo por el estilo. Sola en un internado. En una ciudad extraña. Sola con unas amigas que también estaban solas.
En el internado compartía habitación con Marta, una chica de Santander. Marta estaba muy desarrollada para tener diecisiete años. Las dos conseguíamos sacar chocolatinas de la cocinas sin que las monjas lo advirtieran. Nos unió nuestro gusto por lo prohibido.
Los viernes por la tarde hacíamos las maletas y nos arreglábamos para pasar el fin de semana con nuestras respectivas familias. Mamá me recibía cada vez con más cariño porque notaba que en el internado estaba madurando y convirtiéndome en una señorita. Una de esas tardes, Marta se cepillaba el cabello delante del espejo de nuestra habitación. Llevaba puesta la falda plisada del uniforme y todavía no se había puesto la camisa- Sólo llevaba puesto el sujetador y estaba preciosa.
Marta se dio cuenta de que me había quedado paralizada detrás suyo mirando su imagen en el espejo. Sonrió y continuó cepillándose con una mano mientras que con la otra liberaba sus pechos de la prisión del sujetador. Me acerqué poco a poco oyendo sólo sus gemidos y el ruido de mis zapatos y mi respiración. Mis manos empezaron a seguir a las suyas, recorriendo sus duros pezones. A mis dedos, siguió mi lengua y las faldas cayeron al suelo. Nuestras bocas se unieron mientras caíamos en la cama. No sé si su sexo sabía a cielo, lo único que sé es que yo lo llegué a tocar gracias al calor de su lengua.
Así, mi amiga empezó a comerme poco a poco, deteniendo su mojada lengua en mi húmedo clítoris una y otra vez obligándome a gritar que no parara continuamente. Una vez me hube corrido, me acerqué a ella y la besé tiernamente para, a continuación empezar a chuparle sus erectos pezones, acción que hizo de forma concienzuda mientras que le acariciaba el coño con una mano. Cuando estaba mojada al máximo recorrí con la lengua todo su cuerpo, parándome en el ombligo un buen rato. Ahora era ella la que gritaba compasión y pasé a comerme su clítoris hasta que Marta gritó que se corría.
De repente, un ruido. Unos pasos. Alguien detrás de la puerta. Pese a estar cerrada con llave, la monja de guardia tiene la llave maestra. Abre. Se queda parada. Sin saber qué hacer o decir. Vacila. Cierra la puerta. Es joven, unos veinte años. Nos mira, sonríe y empieza a quitarse el hábito lentamente, muy lentamente.
UN PASEO EN METRO
Esto pasó una vez que viajaba por el metro (Tren subterráneo), iba camino a la escuela cuando en el vagón en el que iba yo, vi una mujer de grandes tetas que se notaban muy buenas a pesar de la blusa que llevaba, tendría unos 18 años, iba agarrada de un tubo para no caerse, yo me acerque poniendo mi mano a la altura de sus senos, pero sin poder tocarla, un asiento se desocupo y al ir a sentarse rozo mi mano con sus tetas, podía sentir sus sabrosas carnes, me puse de frente a ella y no le quitaba la vista de encima, me miraba pero no decía nada, de pronto me preguntó la hora, yo no la escuche bien y le dije no se que cosa, ella se rió y me dijo que me había preguntado la hora, al decirme esto me dio un ligero golpe en el estomago como si me conociera de mucho tiempo, esto me animó a bromear con ella, no se que me pasó que de repente le tomé la mano y la empece acariciar, me dejo hacer eso sin decir nada, le acerque la mano a mi pene que ya comenzaba a crecer, pero como iba mucha gente en el vagón me contuve, me acerque y la besé en la boca, introduciendo mi lengüa en su boca, entonces le dije que se parara, yo me senté en su lugar y después le dije que se sentara sobre mi, así lo hizo, acomodando su culo en mi polla, esto me calentó mucho, volví a besarla pero esta vez metí mi mano bajo su blusa, no me importó que nos vieran o lo que dijeran, creo que a muchos les agradó el show, ya dentro de su blusa sentí que no tenía sujetador, entonces tome sus tetas y las apreté sintiendo que a ella le gustaba mucho eso, nos seguíamos besando cuando noté las miradas de mucha gente ( la mayoría hombres), me sentí algo incómodo y le dije que saliéramos en la próxima estación, así lo hicimos, como es común que las parejas que esperan el tren se estén fajando, seguimos con el juego de lenguas y caricias, ella estaba contra la pared, yo le agarraba sus nalgas al tiempo que le enseñaba a mover la lengüa pues no sabia hacerlo muy bien que digamos, en eso se acerca un policía y para que no nos arrestaran nos soltamos y abordamos de nuevo el tren, ya dentro del vagón me pegué a ella sintiendo como mi pene se retorcía de placer al sentir su caliente vagina aunque fuese por encima de la falda, como ya la quería ensartar, nos salimos de nuevo en la siguiente estación, nos escondimos entre la puerta y pared de un cuarto de la estación, le comencé a subir la falda, ella me dijo que no, que nos podían ver, desde donde estabamos era difícil eso, pero me asome para ver si no venía alguien, le dije que no y esta vez si me dejó subirle su larga falda, una vez más pude contemplar que no usaba ropa interior pues vi su raja algo peluda, estaba muy húmeda, le metí un dedo en su interior y comencé un mete y saca, ella cerró los ojos y me decía que despacio, que no la fuese a lastimar, seguía dedeando su coñito, me produce mucho placer hacer eso, entonces saque mi polla que ya me dolía de tenerla dentro del pantalón y le dije que la agarrara, me la apretó y comenzó a hacerme una paja que ha sido de las mejores que me han hecho, entonces sentí la llegada del tren, eso sugnificaba que la gente saldría y nos vería, de la impresión me recargue mucho en la puerta del cuarto frente al que estábamos y se abrió, dude en entrar porque si nos encontraban seguro nos encarcelan por pervertidos, pero de lo caliente que estabamos nos metimos y cerramos, ya dentro y estando de pie la ensarte por delante y empece a bombearla, un mete y saca estupendo, ella se agarraba de mi espalda y me decía que no parara, gemía muy rico, entonces ya no pude más, se la saque y le vacié mi leche en sus piernas y falda, tomo un papel y se limpió, nos dimos varios besos y quedamos de repetirlo en la noche, eso ya no pudo suceder porque por ir a la escuela llegué tarde y ella ya no estaba, ni siquiera supe su nombre, pero esa follada no la olvidaré nunca, esta historia es 100% real, si ella la lee, espero volver a repetir eso, la esperaré en esa estación a la misma hora en un fin de semana.
Nuevas Historias Eroticas 2008 !!
LA HISTORIA DEL AÑO: ME VIOLARON 3 VECES
Yo, mi mama y mi hermanita Ayudando a una chica
Soy una ninfomana en el auto Observada en el baño
Mi tia me feminizo Jugué a ganador y... perdí
En la estacion de servicio Por la tarde
Confesiones de una amiga 1ra parte El juego de Marta
Confesiones de una amiga 2da parte Me violaron 3 veces
<< VOLVER A LA PAGINA PRINCIPAL
Historias Eroticas
Cuando trague semen Mi historia con alejandra
En el cine con un extraño Mi mujer coge con mi amigo
Enfermera anal Necesitaba contar esto
Casados hace 5 años Tras el jardin del colegio
Florencia Un paseo en metro

Links Recomendados

Nuestros links recomendados especialmente seleccionados para este 2011

Sitios recomendados del rubro Sexshop, con enorme variedad de productos eroticos, y distintos lugares para poder elegir de la manera mas comoda y practica. Todo tipo de consoladores, vibradores, lenceria y peliculas eroticas, para todos los gustos.

sexshop Sexshop Sex Shop Argentina sexshop argentina
Sexshop Sexshop Lenceria Erotica Reuniones para Mujeres

sexshop belgrano sexshop belgrano sexshop belgrano sexshop belgrano

Aqui ofrecemos un listado de paginas web de todo tipo, un surtido interesante de sitios de interes general que van desde deportes, automovilismo, turismo, hasta sitios de contenido erotico con fotos y videos para que la pases genial.

Venta Flores Argentina Buenos Aires Recetas de Cocina Ferrari Autos Relatos Eroticos
TC 2000 Paisajes Argentina Paisajes Chile Tenis Buenos Aires 4X4 Argentina
Automovilismo Deportivo Perfumes Afrodisiacos Buenos Aires Golf Club Fotos locas Turismo Carilo
Hoteles Buenos Aires Hoteles Alojamiento Fotos Lesbianas Fotos Asiaticas Fotos Gays
  gays   sexo y sexologia canchas de paddle
Pubs y Bares Sexo Porno Videos Locos alargar pene juguetes
portal porno sexo amateur tango tuning autos warnes

Seleccion de sitios web eroticos, y algunos sexshops para que te diviertas sin parar.

Tangas Argentinas Colitas Caseras Red Comser Feromonas sexshop consoladores
peliculas porno xxx Portal Argentino   Buscador Argentino  


Links recomendados generales.

Sexshop
copyright 2011

sexshop microcentro

sexshop barrio norte

sexshop belgrano

sexshop caballito

Sexshop Lomas de Zamora

sexshop capital federal

sex shop microcentro

sex shop barrio norte

sex shop belgrano

sex shop caballito

sex shop

sex shop capital federal

sexshops microcentro

sexshops barrio norte

sexshops belgrano

sexshops caballito

sexshops

sexshops capital federal

sex shops microcentro

sex shops barrio norte

sex shops belgrano

sex shops caballito

sex shops

sex shops capital federal

sexshop

sex shop

sexshops

sex shops

sexshop

sex shop

lenceria erotica

consolador

consoladores

sexshop argentino

sexshop argentina

sexshop argentino

lenceria erotica femenina

vibrador

vibradores

sex shop argentino

sex shop argentina

sex shop argentino

lenceria erotica masculina

sexshop buenos aires

sex shop buenos aires

sexshops buenos aires

Sexshop

Sex Shop

sexshop domingo

sex shop domingo

sex shops domingos

sexshops domingos




Relatos Eroticos - Historias de Sexo - Cuentos Sexuales - Historias Porno - Pornografia - Novelas Eroticas - Tantra - Kamasutra - Tecnica Sexual - fotos y Videos

Relatos Eroticos - Historias de Sexo - Cuentos Sexuales - Historias Porno - Pornografia - Novelas Eroticas - Tantra - Kamasutra - Tecnica Sexual - fotos y Videos

sexshop

Relatos Eroticos - Historias Eroticas - Cuentos de Sexo - Historias Porno - Pornografia - Novelas Eroticas